Lubina a la sal, receta paso a paso

martes, 10 de mayo de 2016


De lo que va de año creo que esta es una de mis recetas favoritas. No tan solo por las fotos porque me tienen robado el corazón, sino porque trabajar con productos tan fresco como lo era esta lubina salvaje daba gusto. Ya se lo que debéis estar pensando: que no todos los días nos podemos permitir estos caprichos, pero en ocasiones especiales deberíamos permitirnos productos especiales.


Cada vez que hago este tipo de fotos siempre me viene a la mente mi madre diciéndome que las fotos son demasiado oscuras. Pero, para mi, la magia de estas fotos es realzar la belleza de la receta con la mínima luz entre la oscuridad. Tengo que confesar que estos días donde el sol se esconde tras las nubes, no es posible realizar fotos con fondos claros, les falta luz. Por eso siempre tengo preparadas las telas negras para montarme mi estudio casero de fotografía en la cocina.



Poder hacer las fotos del blog en compañía siempre es mejor. Además de ayudaros a hacer las fotos siempre os pueden echar una mano para desmontar el decorado cuando sea la hora de comer.
Mi novia María del Mar ha sido mi modelo de manos en más de una receta, como por ejemplo en la receta de los temakis. Además de eso también es quien me ayuda cuando soy yo quien salgo en las fotos, como por ejemplo en la primera foto de todas de esta receta donde sostengo la lubina antes de cocinarla.
Si vosotros queréis salir en las fotos del blog, pero no tenéis quien os ayude haced como yo hago a veces. Usad el temporizador, tardaréis un poco más ya que tendréis que ir a revisar cada foto que hagas, pero el resultado, con paciencia, te puede sorprender y mucho. Os dejo como ejemplo la receta de la ensalada de judías blancas.



Lubina a la sal, receta paso a paso

Preparación:10 minutos
Cocción: 25 minutos (20 minutos por kilo de pescado)
Raciones: 4

Ingredientes
Una lubina salvaje de 1'270 kg aproximadamente, con escamas y aletas pero sin agallas ni vísceras
2'5 kg de sal gorda para hornear
2 cucharadas de eneldo picado
1 cucharadita de jengibre en polvo
1 cucharada de pimienta blanca molida
1/2 vaso de agua

Elaboración
Precalentamos el horno a 200ºC. Limpiamos por dentro y por fuera perfectamente la lubina y la secamos.
En un bol grande mezclamos la sal, el eneldo, el jengibre, la pimienta blanca y el agua. El agua servirá para humedecer la sal y que se haga una costra al hornearse.
En una bandeja, sobre papel de horno, extendemos una capa de 1 cm de grosor del largo de la lubina. Colocamos la lubina encima y cubrimos con el resto de la sal. Debe quedar todo el pescado bien cubierto, por encima y por los laterales también. 



Una vez cubierta la lubina, presionamos ligeramente para crear una capa uniforme de sal sobre ella.
Un truco que podemos hacer es dejar destapado el ojo de la lubina para comprobar el estado de cocción. Cuando el ojo se vuelve blanco significa que la lubina ya está cocinada. Yo no lo dejé destapado, pero pasados los 25 minutos saqué la bandeja del horno y retiré la sal que cubría el ojo para comprobar su estado.



Horneamos la lubina 25 minutos sin abrir el horno. Pasado este tiempo sacamos el pescado del horno y con ayuda de una cuchara quitamos la sal de encima. Fijaros en la tercera foto donde os enseño como ha quedado el ojo blanco, eso significa que la lubina ya esta en su punto.



Las escamas se habrán pegado a la sal, así que solo tendremos que levantar la piel que saldrá de una sola pieza. Desde la parte de la cabeza levantamos la piel con una cuchara y vamos estirando en dirección a la cola.

Para servir los lomos de lubina sin nada de sal, debemos ayudarnos de una pala de pescado y desde la espina central arrastramos hasta los exteriores sobre las espinas. Con cuidado conseguiremos sacar los lomos enteros. Una vez hayamos servido los lomos de encima, retiramos la espina central y los lomos de abajo serán mucho más fácil de servir.

Como guarnición podéis hacer unas patatas al vapor como hice yo.



Espero que os haya gustado y, como siempre os digo, si tenéis alguna duda dejádmela en los comentarios que yo os ayudaré.


¡Un saludo! 

Twitter: @cocerycortar
Google+: Víctor Ferrer
Instagram: cocerycortar

1 comentario:

  1. Me encantan todas tus recetas, son espectaculares! ¿Has pensado en darte a conocer en alguna red social especializada? Hay una app que se llama Foodies Moveando y seguro que tendrías mucho éxito. Yo te voto! :)

    ResponderEliminar

Gracias por comentar en Cocer y cortar, todo es empezar.
¡Un saludo!