Frito de matanzas #cocinamallorquina

lunes, 27 de enero de 2014


Hay que ver como disfrutamos los mallorquines (la gran mayoría de nosotros) con un plato de frito de matanzas. Muchas veces pensamos en ir a comer a algún restaurante en fin de semana, y el plan que siempre tenemos en la cabeza es ir a pasear por algún pueblo y después comer en un celler típico mallorquín. O unas sopas, un frito de matanzas, un arroz brut, un tumbet, unas berenjenas rellenas, etc.



Hay gente que no le gusta la carne del frito, sobretodo el hígado y la sangre (aunque en este caso yo no puse sangre). Pero se puede modificar la receta quitando el hígado y añadiendo otro tipo de carne, aunque el original es así. Existen otros tipos de fritos, como el de marisco, que también esta muy bueno.

Ya sabeis que todos mis libros son de la Libreria Fondevila (Costa de Sa Pols, 18 en Palma de Mallorca), y este no iba a ser menos. Un libro de cocina mallorquina donde además de riquisimas recetas explican los productos de la tierra, la geografía de la isla y algunas de las costumbres mas típicas en Mallorca.



Frito de matanzas
Preparación: 20 minutos + 40 minutos cocciónRaciones: 4

Ingredientes

4 pimientos rojos
4 pimiento verdes italianos
8 patatas medianas, dos por persona
hígado de cerdo
panceta de cerdo
costilleja de cerdo
Eneldo fresco picado
Una cabeza de ajo
Unas hojas de laurel



















Elaboración

Pelamos la cabeza de ajo y les hacemos un corte a cada uno. Esto hará que no "exploten" al añadirlos a la sartén.
Salpimentamos la carne y  freímos por separado la costilleja y la panceta con unos ajos. Reservamos.


También freímos el pimiento rojo y el pimiento verde con unos ajos y reservamos.




Por último freímos el hígado de cerdo con unos ajos y las hojas de laurel y reservamos. Solo faltan las patatas, las pochamos con las ramas de eneldo a fuego medio y las reservamos con el resto de ingredientes.



Ya veis que no tiene ninguna dificultad. Mezclamos, servimos y a comer.



Espero que os haya gustado.

¡Un saludo!
Twitter: @cocerycortar
Google+: Víctor Ferrer
Instagram: cocerycortar

Peccata Minuta en el Mercado del olivar

sábado, 18 de enero de 2014


Ayer tuvo lugar en el Mercado del Olivar una demostración de tapas organizada por la asociación Chefs(in) con la colaboración de la Escuela de Hostelería de las Islas Baleares además de la degustación de cervezas artesanas, cócteles y vinos.

Todo un despliegue mediato en toda regla. Semanas antes la escuela colgó los carteles publicitarios, IB3 lo anunciaba en sus programas y las redes se hacían eco de este gran evento gastronómico. Y todo eso dio sus frutos, una multitud de gente se presentó en el Mercado del Olivar ayer por la tarde.
Las taquillas se abrieron a las 19:00 h. pero, yo que llegué a las 20:30 me puse a la cola a la altura de la Plaza España. Para que os hagáis una idea de la gente que había. Eso si, la cola avanzaba muy rápido ya que la organización fue muy buena y había muchos colaboradores vendiendo tiquets en la entrada.

Mientras estábamos en la cola nos explicaron que primero se compraban los tiquets según la cantidad de tapas que quieres (1 tiquet = 1 tapa/cerveza/vino/coctél) y ya luego se canjeaban dentro por las tapas que querías.

Con los tiquets te daban un mapa (la foto de arriba) con los stands localizados y las tapas que se servían en cada uno de ellos.
Yo los números no los seguí mucho ya que había muchísima gente e íbamos mirando donde había menos gente para poder hacer las fotos y pedir las tapas.

Pero aquí os lo explicaré en el orden de los stands.
En el primer stand encontramos a Marc Fosh del restaurante Simply Fosh con sus dos tapas: Una "Brocheta de cerdo ibérico con salsa BBQ Szechuan" y un "Tagine de carrilleras de buey con cus-cus y yogur de cilantro".



Tomeu Martí del restaurante Arume nos obsequió con una "Sopa thai con sepia especiada" y un "Crujiente de patata y tártaro de salmón con almendras y raifort".
Que bueno estaba el crujiente, con un toque picante que combinaba muy bien.



Del restaurante Joan Marc, el propio Joan Marc y su equipo de cocina preparó una "Bomba de bacalao con alioli de manzana" y un "Canelón de asado con pasta de crepe y velouté de setas".
Estas tapas si que las probé, estaban buenísimas, y la "bomba" era una autentica bomba de bacalao llena de sabor.



Tomeu Torrens de Can Amer preparó un "Rabo de buey relleno de hígado de pato, gratén de patata y calabaza y salsa de vino tinto" y una "Raya escabechada con verduritas de temporada y vinagre de naranja".
La primera arrasó, ya que cuando llegué yo ya se habían agotado.



Todos los tenderetes estaban repletos de gente esperando para degustar las magníficas tapas que habían preparado los cocineros. Como fue el caso del stand de Marta Rosselló, del restaurante Sal de Cocó y exalumna de la EHIB. Marta preparó una "Flauta rellena de lomo de porc negre, alcachofas crujientes, cebolla confitada y dos salsas" y una "Terrina de foie con chutney de piña y polvo de ensaimada".



Entre tanta comida venia bien refrescar la garganta y ahí estaban los de Beer Lovers para ofrecernos una selección de cervezas artesanales. La verdad que fueron muy amables, aquí os dejo su página de Facebook Beer Lovers.



El más que conocido Andreu Genestra preparó un "Magnun de pollo a la mandarina" y un "Sandwich de ensaimada y sobrasada de Mallorca con chutney de calabaza".
Tengo que decir que el magnun me gusto mucho por el sabor y la presentación.



Igor Rodriguez, del restaurante Ummo, preparó un "Candy-pato, gel de naranjas de Sóller y palo" y un "Mini Sandwich de sardina escabechada, tomate de ramallet y piparrak".



Justo al lado del stand de Igor Rodriguez estaba el de la Escuela de Hostelería de las Islas Baleares, que preparó dos tapas dulces buenísimas: Un "Lemon pie con sorpresa" y una "Mousse de dos chocolate con caramelo".
La sorpresa del Lemon Pie era que iba servido con una trufa de chocolate y coco.



Con la barriga llena bien apetecía un cóctel del Brassclub preparado por Rafa Martín. Pero mas que mi barriga lo que estaba lleno era el stand. Así que como mucho pude hacer una foto a mano alzada. Los cócteles eran un "Daiquiri de hierbabuena y espuma de frutos rojos" y un "Gin fizz de mango con soda de cardamomo y jengibre".



Miceli es un restaurante de Selva y su dueña y cocinera, Marga Coll, preparó un "Canelón de dentol con verduras a la mallorquina y salsa de calabaza" y una "Mini hamburguesa de porc negre, sobrasada de Mallorca y queso mahonés".



Siguiendo con la ruta por los stands de Peccata Minuta en el Mercado del Olivar nos encontramos con el stand del Hotel Can Bonico, donde Guillem Suñer preparó un "Cordero confitado con foie, calabaza y naranja" y una "Mini hamburguesa de mar y montaña con chips vegetales".



Miquel Gelabert de Can March preparó una "Brandada de bacalao con gel de pimientos rojos escalibados y aceitunas negras" y un "Pollo de "fora vila" escabechado con naranjas de Sa Vall y verduritas con miel".



En el stand número 15 se encontraba Víctor García de La Fortaleza con sus tapas: "Buey, boniato y trufa" y "Cerdo, sobrasada de Mallorca y Pedro Ximénez".



Del stand de Ca'l Bisbe solo quedaba una tapa de Pep Lluís Mayol: El "Yogur de te verde con daditos de manzana, migas dulces y toque cítrico". La otra tapa era una "Terrina de costilleja ibérica crujiente sobre cremoso de patata y miso, pesto de hinojo, polvo de gamba y salsa barbacoa".



Por último, pero no menos importante, era el stand de Santi Taura. No lo conocía en persona, pero se portó muy bien y fue muy simpático con nosotros. De sus tapas "Frito de zanahoria morada con huevo de codorniz" y "Piña, sobrasada de Mallorca y coco" solo quedaba la segunda.
Me encanto la mezcla de texturas y de sabores, enhorabuena.



Ya veis que fue un encuentro espectacular donde multitud de gente, incluido yo, disfrutamos de una gran variedad de 28 tapas, además de cervezas artesanas, cócteles y vinos.

Compartid este post con todos vuestros amigos para el próximo año no perderos la Peccata Minuta en el Mercado del Olivar. Un saludo.
Twitter: @cocerycortar
Google+: Víctor Ferrer
Instagram: cocerycortar

Panna cotta de vainilla con fresas

jueves, 2 de enero de 2014


¡Feliz año 2014 a todos!
Con esta receta empieza un año nuevo, ideas nuevas y deseos para un año mejor.

En navidad predominan los postres de chocolate, entre turrones, troncos de navidad, trufas de chocolate; además de mazapanes, turrones de yema, de frutos secos, galletas navideñas, polvorones y muchos otros.

Para esta nochevieja mi madre preparó un estupendo gallo con cebolla, estaba delicioso, y a mi me pidió que preparase el postre. Pensamos que la panna cotta seria lo mejor para aligerar la cena, y aproveché para estrenar mi nuevo trípode y el reflector de luz que me regalo mi novia (¡Gracias!) haciendo las fotos para el blog. Y estoy encantado con el resultado.

La panna cotta es uno de mis postres favoritos, no solo por su elaboración que es muy fácil y rápida, sino porque se puede combinar con muchas frutas que potencian el sabor de la nata. Yo siempre elijo las fresas y saborizo la panna cotta con extracto de vainilla.


Si no os gustan las fresas se pueden sustituir por otra fruta como mango, melocotón, frutos rojos, maracuyá, etc.
O simplemente servirla sin fruta.
Alguna vez he comido la panna cotta con chocolate, pero no me gustó. Es otra forma de comerla, pero encuentro que no combina con la nata.

En vez de acompañar la panna cotta con las frutas se puede preparar una panna cotta saborizada con purés de frutas o mermeladas. En este caso yo la he hecho de vainilla, que con las fresas combina a la perfección.



Panna cotta de vainilla con fresas
Preparación: 15 minutos + 4 horas mínimo de nevera
Raciones: 6, de unos 160 gramos cada una
Ingredientes

1 litro de nata para montar, de 35% materia grasa
250 gramos de azúcar blanco
1 cucharadita de extracto de vainilla
Hojas de gelatina (cola de pez), la cantidad según la marca. Yo utilicé 10.
Fresas frescas limpias

Elaboración

Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría unos minutos y las escurrimos.

Mientras ponemos a hervir a fuego fuerte la nata, el azúcar y el extracto de vainilla en una cacerola removiendo de vez en cuando. Cuando empiece a hervir bajamos el fuego al mínimo y dejamos que hierva un minuto. Añadimos las hojas de gelatina hidratadas y escurridas y removemos para que se disuelvan. Cuidado que la nata, hace espuma y puede que desborde de la cacerola, si esto pasa y ya ha hervido un poco apagamos el fuego y retiramos la cacerola. Remuévelo para que enfríe un poco.

Vertemos la nata, ya hervida, en los vasos o copas donde la vayamos a servir y los metemos en la nevera un mínimo de 4 horas. Hasta que la gelatina cuaje.

Limpiamos bien las fresas y las secamos, cortamos las hojas y cortamos las fresas en cuartos si son pequeñas o en octavos si son mas grandes. Esto mejor hacerlo poco antes de servir la panna cotta para que las fresas no se resequen.

Nota: Podemos preparar una salsa de fresas para acompañar la panna cotta triturando unas cuantas fresas con un poco de azúcar glasé si las fresas son un poco ácidas. Esta salsa queda muy bien con la textura de la panna cotta.



Espero que os haya gustado, que dejéis vuestros comentarios.

¡Un saludo!
Twitter: @cocerycortar
Google+: Víctor Ferrer
Instagram: cocerycortar